Enfermedades hepáticas en el embarazo

Ciertas enfermedades del hígado pueden estar relacionadas de forma única al embarazo, mientras que otras no.

Las enfermedades hepáticas exclusivas del embarazo son:

Hiperemesis gravídica
Hígado graso agudo del embarazo (AFLP)
Colestasis intrahepática del embarazo (ICP)
Síndrome de hemólisis y enzimas hepáticas elevadas y plaquetas bajas (HELLP)

Una enfermedad hepática no exclusiva del embarazo es la hepatitis viral aguda, la cual puede complicarse gravemente.

El embarazo puede ocurrir en un paciente con enfermedad hepática crónica subyacente, incluidos pacientes con cirrosis e hipertensión portal y pacientes que se han sometido a un trasplante de hígado.

En la evaluación inicial de una paciente embarazada con pruebas hepáticas anormales, el Colegio Estadounidense de Gastroenterología (ACG) recomienda que estas mujeres se sometan al mismo examen estándar que el de las personas no embarazadas.

Las complicaciones se pueden evitar con un acompañamiento médico adecuado y una dieta individualizada durante el embarazo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: