Mitos y realidades sobre la donación de órganos

El equipo de trasplantes determinará en el momento de la muerte de la persona si la donación es posible. Incluso si presenta una enfermedad, puede ser elegible para donar sus órganos o tejidos.

A veces, los mitos y las ideas equivocadas sobre la donación de órganos pueden impedir que una persona se inscriba como donante.

¡Rompamos esos mitos y ayudemos a salvar vidas, conociendo y compartiendo estos datos!

  • Mito
    Tengo una condición médica, entonces no puedo ser donante.
  • Realidad
    Cualquier persona, sin importar su edad o historial médico, puede inscribirse como donante.

  • Mito
    Soy demasiado viejo para ser donante.
  • Realidad
    No existe un límite de edad para donar órganos. Lo que importa es la salud y la condición de los órganos al momento de la muerte.

  • Mito
    No creo que mi religión apoye la donación.
  • Realidad
    La mayoría de las principales religiones respaldan la donación de órganos y la consideran un acto final de amor y generosidad hacia el prójimo.

  • Mito
    Si en el hospital ven que soy donante, no intentarán salvarme la vida.
  • Realidad
    Cuando estás enfermo o tienes una lesión y te hospitalizan, la única y verdadera prioridad es salvar tu vida. Sólo después de que todos los métodos para salvar tu vida hayan fallado, la donación se convierte en una posibilidad.

  • Mito
    Las personas famosas o millonarias que están en la lista de espera reciben los órganos más rápido.
  • Realidad
    Se verifica la compatibilidad de los órganos donados con los posibles beneficiarios. Los factores que se utilizan en el proceso de compatibilidad incluyen grupo sanguíneo, tiempo de espera, otros datos médicos importantes, gravedad de la persona y ubicación geográfica. La raza, los ingresos y la fama NUNCA se tienen en cuenta.

  • Mito
    Mi familia no podrá hacer un funeral con ataúd abierto si soy donante.
  • Realidad
    Generalmente, los donantes de órganos, tejidos y córneas pueden ser velados en un funeral con ataúd abierto. Durante todo el proceso de donación, el cuerpo recibe un tratamiento de cuidado, respeto y dignidad.

  • Mito
    Mi familia tendrá que pagar la donación.
  • Realidad
    La donación de órganos o tejidos no implica gasto alguno para los donantes o sus familias.

  • Mito
    Alguien podría tomar mis órganos y venderlos.
  • Realidad
    La ley prohíbe la compra y venta de órganos en México. Los infractores serán condenados con sentencias de prisión y multas.

  • Mito
    Si estoy en coma, podrían sacarme los órganos.
  • Realidad
    La mayoría de los donantes de órganos fallecidos son pacientes a los que se les declaró muerte cerebral. La muerte cerebral NO es lo mismo que un estado de coma. Las personas pueden recuperarse de un coma, pero no de la muerte cerebral. La muerte cerebral es irreversible.

  • Mito
    Los miembros de la comunidad LGBTQ+ no pueden donar.
  • Realidad
    No existe ninguna política ni regulación federal que excluya a los miembros de la comunidad LGBTQ+ de la donación de órganos. Lo que importa en la donación de órganos es la salud de los órganos.

¡Un registro de donantes más diverso hace que las personas que figuran en la lista de espera de trasplantes tengan mayores posibilidades de encontrar un donante compatible!

Regístrate como donante de órganos aquí: http://www.cenatra.gob.mx/dv/index.php

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: