¿Una vida sexual riesgosa puede afectar mi hígado?

¡Sí! Una vida sexual insegura es considerada un riesgo de infección de hepatitis virales.

Existe un tratamiento (profilaxis pre-exposición o PrEP) para prevenir infecciones como el VIH y el VHB, pero no funciona para otras infecciones. Este tratamiento se recomienda a personas con un riesgo alto de contraer el VIH. Estas personas deben tomar este tratamiento diariamente.

Como es un medicamento que se toma diario, puede provocar problemas hepáticos graves con el tiempo.

La PrEP es altamente efectiva para prevenir el VIH por el sexo o el uso de drogas inyectables. Sin embargo, la PrEP no proporciona protección contra otras enfermedades de transmisión sexual a través de líquidos, como la gonorrea o la clamidia. Tampoco contra ETS que se propagan a través del contacto con la piel, como el virus del papiloma humano (verrugas genitales), el herpes genital y la sífilis.

La PrEP reduce considerablemente el riesgo de contraer hepatitis B. Sin embargo, no debe sustituir a la vacuna. Tu proveedor de atención médica te hará una prueba de Hepatitis B. Si tienes VHB y dejas de tomar PrEP, tu VHB puede empeorar repentinamente.

A pesar que la Hepatitis C se transmite principalmente por exposición a sangre contaminada con el VHC, existe una probabilidad de contraerlo mediante relaciones sexuales sin protección. No hay estudios suficientes que determinen si la PrEP puede prevenir la infección por el virus de la hepatitis C.

La PrEP tampoco previene la infección con el virus de la hepatitis A y E.

La mejor forma de evitar enfermedades de transmisión sexual es practicar una vida sexual sana y segura. ¡Usa condón!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: