Educa | 4 pasos para desinflamar el hígado

La inflamación del hígado, conocida también como hepatomegalia, es el resultado de un daño hepático, insuficiencia cardiaca congestiva, o cáncer.

El engrandecimiento del hígado implica compromiso en sus funciones esenciales. En la mayoría de los casos esto se puede tratar de diferentes formas.

Generalmente la inflamación de hígado no presenta síntomas, pero si el padecimiento es causado por una enfermedad en específico, puede ir acompañado de lo siguiente:

  • Dolor abdominal
  • Cansancio
  • Mareo y Vómito
  • Ictericia en la piel y parte blanca de los ojos

¿Existe forma de aliviar la inflamación de mi hígado?

Sí, existen varias opciones para poder desinflamar el hígado y prevenir complicaciones.

1. Diagnóstico de un especialista

El diagnostico es la primera fase para controlar la hepatomegalia. Si se sospecha de hepatomegalia, se debe consultar a un médico especialista, en este caso un hepatólogo, y realizar pruebas de función hepática. Estas pruebas ofrecerán posibilidad de conocer la causa del agente que la está causando para poder combatirlo adecuadamente.

2. Elimina el agente agresor

Después de realizar más pruebas se identifica el agente agresor que causa daño al hígado. Este puede ser por un virus, mala alimentación, falta de ejercicio, consumo de alcohol, automedicación, entre otros.

Se debe eliminar este agente agresor (dejar de beber alcohol, o consumir fármacos, entre otros), o en su caso, tratarlo con acciones inmediatas. Es importante que en esta fase se lleve adecuadamente el tratamiento y se sigan todas las indicaciones del médico tratante.

3. Cambia tu dieta y mejora tu nutrición

Uno de los factores más importantes para mantener la salud de tu hígado, es llevar una alimentación equilibrada. En muchos de los casos, el hígado inflamado se debe a una enfermedad hepática cuyo origen se debe a la mala alimentación.

El ajuste a la dieta se debe diseñar tomando en cuenta los nutrientes que cada persona necesita, la gravedad del padecimiento y su causa. Es importante consultar a un nutriólogo con entrenamiento en hígado. ¡Evita el alcohol, el cigarro, las grasas saturadas y las trans, y todo los productos que tengan exceso de harinas y azúcares!

4. Haz ejercicio

El ejercicio realizado regularmente (por lo menos 30 minutos al día 3 veces a la semana), es esencial no sólo para tener un hígado más sano, si no para mejorar la calidad de vida en general y nuestra salud mental.

El ejercicio constante no sólo puede ayudar a desinflamar el hígado, también puede ayudar a prevenir algunas enfermedades hepáticas y cardiovasculares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *