Educa | 3 formas de saber si tu hígado tiene grasa en exceso

El hígado graso es un padecimiento resultado, en la mayoría de los casos por una mala nutrición o por el exceso de ingesta de alcohol.

Generalmente la enfermedad del hígado graso no causa síntomas. Esta enfermedad hepática puede tratarse y prevenirse mediante cambios en el estilo de vida. El diagnóstico temprano es esencial para tratar este padecimiento.

Es de suma importancia realizar pruebas cada seis meses si se lleva un estilo de vida que incluye factores de riesgo de la enfernedad del hígado graso.

Algunos de estos factores de riesgo son el sedentarismo, obesidad, un alto consumo de grasas trans y azúcares, el consumo crónico de alcohol, entre otros.

Hay distintas formas de saber si tu hígado ha acumulado grasa en exceso.

Las pruebas más comunes son:

Análisis de sangre

Este tipo análisis diagnostican y miden la gravedad del padecimiento. Existen diferentes métodos como lo son:

  • Hemograma completo
  • Análisis de función hepática y de la enzima hepática
  • Análisis para detectar hepatitis viral crónica (hepatitis A, hepatitis C y otras)
  • Análisis para detección de enfermedad celíaca
  • Examen de glucemia en ayuno
  • Hemoglobina A1C que muestra la estabilidad de tu glucemia
  • Perfil lipídico que mide las grasas en la sangre, como el colesterol y los triglicéridos
Diagnóstico por imagen

El diagnóstico por imagen es una de las herramientas más efectivas para diagnosticar hígado graso. Existen diferentes tipos:

  • Ecografía abdominal, que a menudo es la prueba inicial cuando se sospecha de enfermedad hepática.
  • Tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM) del abdomen.
  • Elastografía transitoria
  • Elastografía por resonancia magnética
Biopsia hepática

Si otros exámenes no son concluyentes, el médico puede recomendar un procedimiento para extraer una muestra de tejido del hígado (biopsia hepática). La muestra de tejido se examina en un laboratorio para buscar signos de inflamación y cicatrización.

Una biopsia de hígado puede ser incómoda, y tiene pequeños riesgos que tu médico te explicará en detalle. Este procedimiento se realiza mediante la inserción de una aguja a través de la pared abdominal hasta el hígado. Solo se realiza si tu médico la necesita.

Recuerda, la información que proporcionamos es sólo para propósitos informativos y no para ser utilizada como sustituto de un consejo médico, diagnóstico o tratamiento profesional. Un médico es el indicado de determinar si necesitas alguna de las pruebas antes mencionadas.

Por favor, ponte en contacto con tu proveedor de atención de salud si tienes preguntas sobre condiciones médicas o para la interpretación de los resultados de las pruebas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *