Educa | ¿Qué microorganismos viven en nuestro cuerpo y cómo nos ayudan?

Al conjunto de microrganismos que habitan en nuestro cuerpo se le conoce como microbiota. Se encuentran principalmente en la piel y en el sistema gastrointestinal.

¡Estos microorganismos viven de nosotros pero también desempeñan un papel importante en nuestra salud!

De todas las células que componen el organismo humano, solo el 10% son células eucariotas, es decir, que tienen un núcleo celular definido; el 90% restante son bacterias.

Como parte del microbioma intestinal se cuentan más de mil especies de bacterias, siendo las más comunes las del Phylum Firmicutes, Bacteroidetes, Actinobacteria y Proteobacteria.

Las funciones exactas de los cien trillones de bacterias de distintas especies, hongos y levaduras que viven en nuestro intestino no se conocen en su totalidad.

Estos microorganismos nos ayudan

  • Digerir algunos alimentos que el estómago y el intestino delgado no pueden digerir.
  • Producir algunas vitaminas como la K y la B1.
  • Mantener la integridad de la mucosa gastrointestinal

La mucosa gastrointestinal funciona como una barrera protectora que impide que otros microorganismos colonicen el intestino y que algunas sustancias extrañas entren al torrente sanguíneo.

¿Cómo se conforma la microbiota de cada individuo?

Nacimiento

La microbiota se va formado desde el momento del nacimiento, dependiendo de las especies de microorganismos con las que entramos en contacto. Desde el nacimiento por vía vaginal el bebé entra en contacto con los microorganismos de su madre; en un nacimiento por cesárea, se conformará a partir de los microorganismos del ambiente.

Sistema inmune

La microbiota depende del sistema inmune y éste a su vez depende de ella, en un mecanismo conocido como simbiosis que influencia la fisiología normal y la susceptibilidad a enfermedades.

Factores genéticos

Bajo la influencia de la genética, la diversificación alimentaria, el nivel de higiene, los tratamientos médicos recibidos como los antibióticos y del medio ambiente, la composición de la microbiota intestinal evoluciona cuantitativa y cualitativamente durante los primeros años de vida.

La dieta

Cuando comemos, alimentamos a nuestras bacterias residentes y dependiendo de lo que les damos de comer, favorecemos el crecimiento de poblaciones específicas. Una dieta alta en fibra favorece el crecimiento de bacterias benéficas para la salud y por el contrario, una dieta alta en grasas y proteínas de origen animal desalienta su desarrollo y promueve el de bacterias menos deseables.

Descarga nuestro informativo sobre microbiota y lee a detalle sobre la relación de este ecosistema de microorganismos con la salud del hígado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *