Orienta | ¿Las nuevas etiquetas en productos industrializados previenen enfermedades no transmisibles?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Las enfermedades no transmisibles incluyen a las enfermedades cardíacas, algunas afecciones hepáticas como hígado graso, cirrosis y cáncer de hígado, obesidad, accidentes cerebrovasculares, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas.

Son responsables de casi el 70% de las muertes de todo el mundo. Casi las tres cuartas partes de todas las muertes causadas por estas enfermedades ocurren en países de ingresos bajos y medios.

Estas enfermedades se están volviendo extremadamente prevalentes debido a la combinación de una mayor esperanza de vida y una mayor prevalencia de factores de riesgo importantes conocidos como:

  • Mala alimentación
  • Inactividad física
  • Tabaquismo y alcoholismo
  • Contaminación del aire
  • Sobrepeso

Los cambios en el contexto socioeconómico y medio ambiental, como la pobreza, la estructura urbana y el cambio climático también son factores de riesgo importantes.

Además, ahora existe un nuevo componente que ha empeorado la situación: El COVID-19. La enfermedad causada por la infección de este nuevo virus puede ser más grave en personas con enfermedades no transmisibles.

¿Cómo se previenen las enfermedades no transmisibles en México?

Desde hace varios años, México ha trabajado en políticas y acciones que intentan hacer frente a las enfermedades no transmisibles en la población. Estas son:

  • Orientación sobre la elección de alimentos saludables, a través de un Sistema de Etiquetado Frontal de Alimentos y Bebidas
  • Regulación de la venta de alimentos en el entorno escolar
  • Regulación de la publicidad de alimentos y bebidas densamente energéticos dirigidos a la población infantil
  • Impuesto a las bebidas azucaradas

La orientación sobre la elección de alimentos saludables incluye:

  • Etiquetas con advertencias sobre nutrientes críticos
  • Mensajes en el frente del paquete sobre la presencia de edulcorantes distintos de los azúcares
  • Uso del modelo de perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud
  • Restricción del uso de tácticas persuasivas en los paquetes (por ejemplo, declaración de propiedades nutricionales como alto en vitamina C, alto en calcio; o la inclusión personajes de dibujos animados y promociones)

La inclusión de etiquetas frontales en los envases de productos industrializados en México se logró en 2020, cuando se aprobó la enmienda a la Norma Oficial Mexicana sobre las especificaciones de etiquetado de alimentos industrializados y bebidas azucaradas no alcohólicas.

México es el cuarto país de Latinoamérica en promulgar un sistema de etiquetado frontal de advertencia. La Región de las Américas es ahora una de las más avanzadas a nivel mundial en la implementación de una medida clave destinada a permitir que los consumidores, sin importar su nivel socioeconómico o educativo, identifiquen correcta, rápida y fácilmente productos que contienen cantidades excesivas de ingredientes como azúcares, edulcorantes, grasas trans, grasas saturadas, sodio y calorías.

El consumo excesivo de estos ingredientes pueden aumentar el riesgo de enfermedades no transmisibles como obesidad, diabetes, hígado graso y enfermedades cardiovasculares.