Educa | ¿Qué se sabe sobre la hepatitis D (VHD)?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

El virus de la hepatitis D (VHD) requiere la presencia del virus de la hepatitis B (VHB) para replicarse. La infección por el VHD solo ocurre simultáneamente con la infección por el VHB o como sobreinfección.

La forma de contagio es por vía sexual, productos sanguíneos y agujas contaminadas; en algunos casos no se ha podido identificar la forma de contagio.

El VHD afecta en el ámbito mundial a casi el 5% de las personas con infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB).

La coinfección por VHD podría explicar aproximadamente 1 de cada 5 casos de enfermedad hepática y cáncer de hígado en personas con infección por VHB.

Hay algunas zonas geográficas con prevalencia alta de la infección por el VHD, como Mongolia, la República de Moldova y algunos países de África central y occidental.

Entre los grupos de población con más probabilidades de presentar coinfección por el VHB y el VHD se incluyen los consumidores de drogas inyectables, las poblaciones indígenas y las personas que se someten a hemodiálisis.

El número mundial de infectados por el VHD ha disminuido desde los años 80. Esta tendencia se debe sobre todo a los satisfactorios resultados obtenidos por el programa mundial de vacunación contra el VHB.

La coinfección VHD-VHB se considera la forma más grave de hepatitis vírica crónica, dada su progresión más rápida hacia el carcinoma hepatocelular y la muerte por causas hepáticas.

Las actuales tasas de éxito terapéutico son generalmente bajas.

La infección por el VHD puede prevenirse mediante vacunación contra la hepatitis B.

Si tienes dudas, te podemos orientar:
TEL. 555 6634 886